Victoria azulilla en el derbi provincial ante su eterno rival el Real Jaen.

Último partido del año y fiesta por todo lo alto en Linarejos. El 2018 no ha podido cerrarse de mejor manera para el Linares Deportivo que derrotando al eterno rival, el Real Jaén. Lo ha hecho gracias al penalti transformado por el capitán, Rosales, que en el minuto 52′ asumía dicha responsabilidad con éxito. Todo ocurría después de un claro derribo dentro del área sobre el delantero azulillo Chendo.

Antes de eso, el derbi estuvo marcado por la buena imagen del conjunto visitante en el primer tiempo, superando incluso en juego y ocasiones claras a un Linares que, aunque también generó peligro, se mostró más seguro en el segundo periodo y a raíz del 1-0. La solidez defensiva y, especialmente, la actitud, fueron determinantes para frenar a un voluntarioso pero ineficaz Real Jaén que se marcha de Linarejos (ese “futbolín” que de manera despectiva fue calificado por un miembro del club blanco) con la cabeza alta a pesar de la derrota.

Para lamentar las varias oportunidades que tuvo el Linares, con dos muy claras de Chendo, otra para Chinchilla o, especialmente, una de Fran Lara que hizo cantar un segundo gol que nunca subió al marcador. Ahora, el equipo de Juan Arsenal se ha colocado a dos puntos del líder, mientras que el Real Jaén se queda a tiro de piedra, es decir, a un punto de distancia. Por cierto, clásico provincial con mucha rivalidad en las gradas pero, afortunadamente, sin incidentes destacables.

Texto: web Radio linares cadena ser

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario