Lasarte promete recuperar al “mejor Linares”

1

Alberto Lasarte se ha vuelto a poner las botas de fútbol. Ha dejado su despacho de la sede de la calle Pintor Soroya para enfundarse el chándal y dirigir su primera sesión de entrenamiento como nuevo entrenador del Linares en sustitución de Miguel Rivera, destituido ayer por la junta directiva por los malos resultados de la segunda vuelta y su desavenencias con el proyecto deportivo del club. Antes de saltar al césped sintético del anexo de Linarejos, el técnico jiennense ha lanzado un mensaje de “unidad e ilusión” a la afición para lograr el objetivo de la permanencia lo antes posible.

Lasarte, que llegó a la entidad azulilla hace tres temporadas procedente del Villacarrillo para hacerse cargo de la dirección deportiva, quiere recuperar la mejor versión del Linares en las nueve jornadas que quedan para concluir la temporada. “Mi intención es volver a sacar lo mejor de cada jugador y volver a ver a ese Linares que tanto gustaba”, declara el preparador jiennense, quien dice estar preparado para afrontar el reto de dirigir un banquillo tan complicado y exigente como el de Linarejos. Lo que tiene claro Lasarte es que solo con la “unión de todos” se conseguirán los resultados deseados para certificar la salvación, sobre todo, con vistas a las dos próximas citas ante rivales directos en la clasificación, el domingo frente al Córdoba B en El Árcangel, y la siguiente semana contra el Atlético Mancha Real en casa. “Todos los partidos son trascendentales porque la Liga por abajo está muy apretada. Lo importante ahora es centrarnos en nosotros, recuperar sensaciones y mejorar cada competir cada domingo”, asegura.

Alberto Lasarte reconoció no hace mucho que su deseo era volver a entrenar. Echaba de menos los banquillos y el cosquilleo previo a los partidos. Sensaciones que vivió en sus dos temporadas en el Villacarrillo, con el que consiguió el mayor éxito de la historia del club celeste: el ascenso a categoría nacional. Hizo de ese equipo un rival respetado y competitivo en el Grupo IX de Tercera División, gracias a su determinación, a su afán de superación y a un perfeccionismo exasperante con el que sacó lo mejor de sus jugadores, entres los que se encontraban Rodri, hoy a sus órdenes en el Linares, y Elady Zorrilla, actualmente en el Real Murcia. Sin embargo, su relación con Linares es de amor-odio. Cuenta con partidarios, pero también con muchos detractores. Él pide a todos “unidad”. “Aquí lo importante, en estos momentos, es el equipo y lograr el objetivo lo antes posible para que tengamos una recta final de competición tranquila”, reitera el nuevo entrenador azulillo.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario